Características generales de una etiqueta

  1. Debe ser adaptable al envase en tamaño, color, forma, etcétera.
  2. El material debe ser resistente para que perdure desde la salida del producto del almacén hasta llegar a las manos del consumidor final.
  3. Debe estar perfectamente adherida al producto o al empaque para evitar que se desprenda y genere confusión al pegarse accidentalmente en otro artículo.
  4. Debe contener la información en el formato exigido por las leyes, normativas o regulaciones del sector, si éstas hubiesen; caso contrario, deben incluir información que el cliente necesita para tomar decisiones adecuadas.
  5. Su diseño debe diferenciarlo de otros productos al mismo tiempo que capta la atención del público.
  6. De ninguna manera, debe contener información ambigua, incompleta, engañosa o falsa que induzca al consumidor al error.
  7. Debe incluir datos de contacto, como: teléfonos, fax, dirección, sitio web, número de línea gratuita de atención al cliente, etcétera; de tal manera, que el cliente sepa cómo comunicarse con el fabricante o distribuidor para expresar sus quejas, dudas o sugerencias.
  8. Dependiendo el caso, puede incluir un “plus” para el cliente, por ejemplo, consejos, tips, recetas, entre otros.

Escribe un comentario